View this website in / Ver este sitio web en:
logo

Muchas culturas, una fe

Una reflexión de Naim Wiest-Laird; de la Conferencia de Verano 2018

Muchas culturas, una fe

Una de las cosas en las que he estado pensando como un joven es en cómo quiero que se vea la iglesia en el futuro. Pero al pensar en eso, primero tuve que pensar cómo es la iglesia para mí en este momento. Entonces, en casa, el gran lema que tenemos para nuestra iglesia es: muchas culturas, una sola fe. Y hemos estado buscando esta semana los conceptos de no tener límites ni fronteras.

Entonces, estas fronteras sociales son cosas como la edad, la raza, la sexualidad; las cosas que otras personas identifican en ti o cómo te identificas a ti mismo o a ti misma. Para mí en este momento, significa más aprender lo que necesito aprender de la gente de la iglesia, de quienes puedo obtener el conocimiento, como mi madre. Ella es la pastora. Aprendiendo las lecciones de ella y tomando lo que ella me enseña y llevándolo al mundo.

Para la iglesia del futuro, para mí no necesariamente está cambiando la forma en que pensamos sobre lo que hacemos o están cambiando las tradiciones, sino cómo llevamos nuestro cristianismo y a nosotros mismos al mundo. Cómo transmitimos lo que sabemos a la próxima generación. Como en las escrituras que tienen a la roca como base, porque sin una base sólida no podemos construir.

Hace poco fui bautizado y he estado pensando en mí mismo y en cómo soy. Y para mí es importante pensar en mí mismo antes de salir a ver cómo están los demás. El amor propio es necesario para difundir el amor: mientras más amor tengas por ti mismo, más podrás amar a los demás y más amor estarás dispuesto o dispuesta a recibir. Esto nos ayudará a deshacernos de los límites y fronteras que nos hemos establecido en la sociedad. Gracias.


Convertirse en Miembro Dona La Tienda