logo

Grupos de Fe se unen para llamar por un embargo de armas en Israel

Es con pesadumbre que escribimos esta carta. En el momento de escribir este artículo, el bombardeo terrestre, naval y aéreo de Gaza por parte de los militares israelíes ha matado a más de 826 palestinos y palestinas. La gran mayoría de estas víctimas eran civiles, según las Naciones Unidas. Los cohetes palestinos y el fuego antitanque han matado a dos civiles israelíes, un trabajador migrante tailandés y 32 soldados israelíes (un soldado israelí ha sido reportado como "desaparecido" por Israel y "capturado" por Hamas).

Deploramos y condenamos el uso de la violencia por cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Porque cada una de estas víctimas es un hijo o hija de Dios; cada uno/a tiene un nombre; cada uno/a tiene una familia; cada uno/a tiene una historia de vida que ha llegado a un final abrupto y trágico.

Estas muertes no ocurren en el vacío. El ataque actual tiene lugar en el contexto de un bloqueo impuesto por siete años por Israel y Egipto contra Gaza y la ocupación israelí de 47 años de Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza.

La mayoría de los y las residentes de Gaza, por otra parte, provienen de familias que fueron expulsadas de sus hogares en Palestina en 1948, cuando se creó el estado de Israel, y desde entonces Israel no ha permitido que regresen. Esos palestinos y palestinas y sus descendientes que consiguieron permanecer en Israel después de 1948 están sujetos/as a la discriminación institucionalizada y a la creciente hostilidad de los/as israelíes de derecha.

Frente a esta opresión, los palestinos y palestinas de todas partes deben luchar por su dignidad, sus derechos humanos y su igualdad. En este momento en Gaza, cada palestino/a está literalmente luchando por mantenerse con vida.

La agresión israelí contra Palestina, tanto en las últimas dos semanas como en las últimas décadas, ha sido en gran medida facilitada por la ayuda militar estadounidense y las ventas militares internacionales. El gobierno estadounidense le da a Israel 3,100 millones de dólares al año para comprar el armamento más avanzado del mundo. Los países de la

Unión Europea, así como Brasil, India y Chile también han vendido armas avanzadas al ejército israelí.

Apoyamos los esfuerzos para evitar la distribución de armas a Gaza.

También pedimos un bloqueo de armas a Israel.

Por lo tanto, nos unimos a los seis laureados con el Premio Nobel de la Paz y a miles de otros y otras en el respaldo a la petición palestina de un embargo de armas a Israel. Seguiremos apoyando esta llamado hasta que el actual derramamiento de sangre, bloqueo, ocupación y exilio llegue a su fin.

Les pedimos que se unan a nosotros en estas acciones y que continúen orando por una paz justa en Israel / Palestina.


Convertirse en Miembro Dona La Tienda